jueves, 16 de junio de 2011

Lo que es la vida

La plaza pública que hay detrás de mi casa, el Parque Picasso, lleva ya días ocupado por unas carpas y diversas construcciones. Como hicieron lo mismo el año pasado, sé lo que nos espera y no estoy dispuesto. Obstruyen el paso a los vecinos y hacen del espacio circundante lo que les da la gana. Sus actividades son así de constructivas: allí se pone música a toda caña hasta altas horas de la noche y está lleno de gente que SOLO va a beber y a aparearse.

¿Cuándo piensa la Policía Nacional desmantelar esa terraza?

1 comentario:

dulitel dijo...

coñio....
coge ropita de perroflauta, vístete como un zipallo infiltrado, pon una cámara de por medio, y agita a la multitud con "consignas" de los jipis esos de moda.
llama a los zipallos pa que te saquen de allí a ti y al resto de vagos...
cagüen....